En la vida tomamos muchas decisiones que no coinciden con nuestro propósito, pero ellas no tienen el poder de permanencia y las olvidamos muy pronto. Las que sí concuerdan con nuestras metas,las cuales están plasmadas en nuestros principales objetivos, sí se quedan, porque en realidad son importantes para cumplir cada sueño.

Ray Stendall