7 Claves para ser una persona RESILIENTE!

resiliente1

Fuente:
http://www.observatoriorh.com/formacion/7-claves-para-ser-una-persona-resiliente.html 20/02/2017 12:00

METÁFORAS de esquiar con un pie!

Un mes y medio después de mi amputación, la Fundación Andes Mágico, me invitó a esquiar una semana a Portillo. El desafío era aprender a esquiar en un pie. Aunque la herida de la cirujía ya había cerrado y ya me habían sacado los puntos, aún sentía dolor producto de la cicatrización. Con mucho entusiasmo asumí el desafío y sin saber a lo que iba, me deje sorprender por la vida!

Hoy me doy cuenta que esa semana sobre el esquí, fue una semana llena de aprendizajes desde las metáforas! La entrada de hoy cuenta precisamente eso…

En este desafío me acompañó Hernán Villarroel, quien también está amputado del pie izquierdo. Es una persona muy especial y es quien gestionó la invitación con Andes Mágico. Él es una persona muy entusiasta y enérgica. Admirada por mí por su manera de enfrentar los límites. Además, me lleva varios años de ventaja en esto de la amputación.

La otra persona que fue importante en esta aventura fue nuestro instructor. A pesar de tener sus dos pies completamente sanos, nos acompañó con un esquí! Se ganó nuestro respeto desde el primer día!

img_1460

Legendario equipo! A la izquierda Hernán Villarroel, a la derecha el Instructor y al centro yo. Nótece la sonrisa de la realización de haber llegado abajo!

1.- “POR MUY DIFÍCIL QUE PAREZCAN LAS COSAS, PONLE EL CUERPO”

Claramente no tenía idea a lo que iba. Si bien yo había esquiado hacía más de 10 años, nunca lo había hecho en un pie. Decidí aceptar el desafío no porque me creía capaz, sino porque había que intentarlo nada más. No podía quedarme en la emoción del miedo y menos en la de sentirme abrumado. Si todo salía mal entonces no podría esquiar. Con eso, no se acababa el mundo.

La misma sensación me daba cuando los tres nos proponíamos bajar por pistas negras, las mas difíciles. El “NO”, no era opción, así que no quedaba más que poner el cuerpo al desafío! Así es como bajamos ROCA JACK! La pista negra diamante, la más difícil de Portillo. Observa la pendiente en la foto a continuación:

¿Qué te cuesta y crees que poniéndole el cuerpo lo podrías superar?

img_1465

Bajando Roca Jack. La pista mas difícil. Tiene una inclinación de 40°. Creo que nos demoramos una hora y media en bajar. Pero lo logramos! Si quieres saber mas datos de Roca Jack has click aqui

2.- “…NO QUEDA OTRA QUE LEVANTARSE”

El cliché que conocía era “lo importante no es cuantas veces te caes, sino cuantas veces te levantas”. Aunque tiene mucho de cierto, para mí eso cambió, me caí muuuchas veces aprendiendo esta técnica. Les confieso que fueron tantas veces que era muy frustrante. El tema era que la pista tenía una dimensión y no porque me cayera esa dimensión se acortaba. Si quería que la pista se acabara de una vez, entonces… NO QUEDABA OTRA QUE LEVANTARSE.

El símil que hago con la vida es muy sencillo y es que, cuando me caigo, tengo todo el derecho a sentir dolor, sentir frustración, tener la sensación de que esto no se acaba nunca e incluso de tomarme el tiempo que quiera para levantarme. Y, también, tener en cuenta que hay gente que me está acompañando y se merecen mi resiliencia, que falta mucha vida por recorrer y que si me quedo sentado, la vida no termina ahí, todo lo contrario, no avanza.

¿Qué cosas en la vida te motivan a levantarte? ¿Qué cosas de la vida te estancan?

626031-pistas-miticas-roca-jack-portillo

Roca Jack con los preciosos días que nos tocaron!

3.- “PERMITIRME LA CAÍDA”

Fue tan intenso cargar todo el trabajo en una pierna, que era evidente que al final del día sentía una intensa fatiga en el pie que me quedaba. Hubo momentos que me caía producto de que el pie ya no respondía con la fuerza y precisión que al principio. Las caídas producto de esa fatiga, se me ocurre que eran muy divertidas de ver, pero les aseguro que no era divertido ser víctima. Avanzada la semana de esquí, fui dándome cuenta que si yo decidía caerme a propósito y conscientemente, entonces lograba ser una caída controlada, de menos riesgo y por ende menos dolor.

La metáfora que veo en esto es que, en la vida no me permitía el error. Claro que es una tremenda virtud el auto exigirse y también es importante conocerse y respetarse. Por lo mismo, permitirse caídas es algo muy humano y consciente. Desde ese día, me permití no ser perfecto (nunca lo fui pero me exigía serlo). Les comparto que mi vida ahora es mucho más liviana que antes. Me deshice de una mochila muy pesada con la que cargaba.

¿Cómo vives las caídas de la vida? ¿Cómo te afectan? ¿Qué mochila te pesa en la vida de la que te gustaría deshacerte?

img_1469

El jueves de esa semana hubo un campeonato, participe y obtuve el segundo lugar! En esta foto estoy con mi instructor subiendo el andarivel para el competir!

4.-La empatía conecta a las personas

La fundación había invitado a alumnos ciegos a esquiar. Con ellos compartí no sólo en la pista, sino que en las comidas. Siempre me llamó la atención que tenían una habilidad muy buena para cortar carne, llenar un vaso de agua y ser hábil con lo doméstico de la comida. Un día decidí acompañarlos y sentir cómo era comer sin visión. Me vendé los ojos y les prometo que haberme puesto en sus zapatos fue algo muy especial. Con ellos, compartí de otra manera y los temas de conversación fueron mucho más allá que de la superficialidad. Generamos un vínculo especial.

De la misma forma ocurrió cuando la gerente de marketing nos quiso acompañar en el desafío de esquiar en un pie. Ahora alguien estaba sintiendo por lo que yo estaba pasando. No solo se ganaba nuestro respeto, sino que con ella logramos generar el mismo vínculo que con nuestro instructor y mis compañeros ciegos!

img_1467

Legendario equipo con la mujer que empatizó y esquió en un pie con nosotros!

No quiero decir con esto que es la única manera empatizar. Pero cuando uno hace el intento de ponerse en los zapatos del otro, predispone a la cercanía y a la apertura. Si quieres cultivar tu vínculo con alguien, te aconsejo que le regales empatía!. Cuéntanos como te va con eso!

Éstos son algunos de los aprendizajes que tuve en esa tremenda experiencia. Los invito a que reflexionen ¿Qué experiencias en tu vida han sido una oportunidad de aprendizaje?, ¿Te das el tiempo de reflexionar al final del día de los posibles aprendizajes que le puedas sacar?

Espero que les guste y que les sirva para la vida! Acuérdate de compartir ya que a alguien le podría servir!

Nos vemos en otra entrada!

¿¡Cómo logré una ACTITUD ENÉRGICA!?

Les contaré cómo es que mi actitud frente a éste hecho de mi vida fue fundamental. Les confieso que no siempre estuvo en su máximo esplendor, pero aún así me preocupe de mantener una cierta consciencia de ella. Tener una actitud enérgica, para mí, no significa pasar por alto emociones como la pena, la rabia o la angustia. Todo lo contrario, significa vivirlas, sentirlas y dejarlas estar, entendiendo que son parte de un proceso natural. Ahora bien, teniendo el cuidado de que no se tornen recurrentes para no transformarlas en algo constante.

Nosotros vivimos en emociones constantemente e incluso podemos estar habitando varias mociones a la vez, combinandolas entre ellas. Se producen por estímulos que nos llegan del ambiente o incluso con nuestra mente. Ejemplo de ésto, podría ser un recuerdo lindo de la infancia que nos puede traer al cuerpo una sensación de nostalgia o alegría. Por lo tanto, el contexto en el que estamos y nuestra mente, tienen un rol fundamental a la hora de salir de las emociones en las que no queramos estar.

Puse ésta foto, ya que es uno de los momentos que más energía me da. Es el amanecer en alta mar! Creo que es un momento muy especial y bien metafórico! Ojala tengan la oportunidad de vivirlo alguna vez! Si ya lo han vivido, comenta qué sientes con un amanecer en alta mar!!

Cabe destacar que cuando hablo de emoción, me refiero a una sensación temporal y transitoria que vienen y se van. Existen autores que plantean que las emociones no son ni buenas ni malas. Sólo abren y cierran posibilidades a la acción que queremos realizar. Cuando habitamos una emoción por mucho tiempo o de manera recurrente eso se transforma en un estado de animo. Algo parecido decía Aristóteles en esta Cita. Entonces aquí viene el primer Tip para cultivar una actitud enérgica!

1. Sostener un Estado de Ánimo Enérgico!

Te quiero invitar a que hagas el ejercicio que construí para desarrollar este primer punto. Consiste en responder algunas preguntas. Si quieres hacer el ejercicio no leas mis respuestas que están más abajo para que no contamines tus ideas con las mías. Aquí vamos!:

  1. ¿Cuáles son las emociones enérgicas en las que quiero habitar?
  2. ¿Que acciones, estímulos y/o pensamientos me llevan a esas emociones?
  3. ¿Como podría calendarizar o incluir dentro de mi rutina esas acciones, estímulos y/o pensamientos?

Ten en cuenta que no hay respuestas malas. Claro que éstas, deben ser un ejercicio desde la consciencia y está demás decir que no hay dosis para calendarizar. Mientras más tiempo hagas llegar emociones enérgicas a tu día, menos tiempo te tomará cambiar tu estado de ánimo.

Ahora viene a lo que llegué de este ejercicio:

Alegría y Diversión:

De todas maneras, estas son dos de las emociones que más activan el cuerpo. Me propuse calendarizar al menos una junta a la semana con familiares y amigos que me llenaran de energía. Tener con ellos conversaciones divertidas y simpáticas. También me propuse ver series y películas de humor. Organicé panoramas entretenidos con amigos. Encuentros con temas (Noche mexicana, Noche Japonesa, Comida Chilena, Italiana, entre otros). Como mi movilidad era limitada por el dolor, no pude practicar deportes colectivos. Si tú puedes, consideralo!!

Serenidad:12798931_10153508488678214_8183550751398749026_n

Aún cuando para mi ésta emoción no me enciende tanto, si lograba alejarme de las emociones que me apagaban. El contacto con la naturaleza me regala mucha paz. Me propuse hacer panoramas al aire libre, entre ellos, idas a la playa, salir a caminar acompañado de buenas conversaciones, ir a ver puestas de sol a lugares especiales y organizar picnics en algún parque. Lo que más me dio serenidad, fue haber hecho trabajo funcional, en un parque, con un kinesiólogo que hacía las veces de preparador físico. De esa manera también me preparaba para la potencial amputación. El orden me dio mucha serenidad también.

Orgullo:

Me sirvió para sentirme contento con lo que estaba haciendo! Te mereces el orgullo más grande de cada logro personal, por pequeño que sea! Me di cuenta de esto después que una fundación me invitó a aprender a esquiar en un pie! Me sentí tan orgulloso de ese logro, que dicho sea de paso, no fue nada fácil; que abrí mi cuenta de Instagram con la foto que muestro mas abajo. Producto de esta imagen, recibí tanta motivación de parte de la gente, lo que me llenó de energía. Se abrieron nuevas posibilidades y disfrute el haberme sentido orgulloso de lograrlo. En otra entrada hablaré de lo que significó para mi esquiar con un pie!ski

Asombro:

Me propuse volver a la sencillez. Si me volvía a asombrar con las cosas pequeñas entonces eso me llenaría de energía. Por lo mismo, adopté una actitud de asombrarme con las cosas que para mi ya no eran novedad. Sí un día amanecía despejado ¡Excelente! había una oportunidad de salir! si amanecía lloviendo !Excelente también! Se abría la posibilidad de hacer cosas dentro de la casa!(cocinar, película, leer, conversar… entre mil otras posibilidades). De esa manera no habían expectativas y por ende no habrían frustraciones, por mínimas que fuesen.

 

2. Mente enfocada en un objetivo

Proponerse un objetivo que te exija levantarte en las mañanas y que te exija acostarte por la noche

Mi objetivo fue estudiar. Aproveche de utilizar el tiempo para estudiar Liderazgo en la Universidad. Siempre me ha gustado el trabajo en equipo y el trabajo con las personas. Me motivó y fue una de las buenas decisiones que tomé en el proceso. En él, no sólo encontré un grupo de compañeros muy diverso y espectacular, sino que la compañía de mi Coach.

Te invito a que tengas un motivo! Puede ser tu trabajo, tu familia, un proyecto, el estudio o lo que tu elijas! eso te motivará a destapar la cama por las mañana con una sonrisa y si no, por lo menos con energía!

3. DEJARME ACOMPAÑAR

Ahora que la tormenta pasó, me doy cuenta lo fundamental que fue permitir la compañía. Estos quiebres en la vida son inyecciones de crecimiento personal. Depende de uno si quiere que ese árbol que crece a mil, crezca derecho o torcido. No quiero decir que solo el árbol no podría crecer derecho; pero se corre el riesgo de no ver ciertas cosas y en eso no aprovechar el potencial  que hay.

Las personas que me ayudaron en este camino fue mi Psicóloga quien me ha acompañado desde el primer día. El espacio con ella me regala mucha serenidad, la misma emoción que hablaba antes.

La otra persona que me acompaño fue mi Coach. Ella me desafió por montones! Logró sacar la mejor versión de mi! Con ella, aprendí que los limites me los pongo yo y que si yo quisiera, prácticamente no existen. Mira lo que dice Felipe Cubillos de los Límites.

Mi familia y amigos me acompañaron también, me dieron contención cuando lo necesité. La verdad es que hasta el día de hoy me pregunto si realmente los dejé acompañarme. A veces pienso que abuse de su incondicional apoyo.  Era lógico que yo debía estar pendiente de mi y no del resto.

Ve quién puede ser esa persona que te acompañe a sobrepasar la ola del día a día… puede ser un amigo, un hermano, un psicólogo, un guía espiritual para los más divinos, entre muchos otros, de seguro hay alguien y no teman en pedírselo!

Un solo consejo en este punto, solo permite que te acompañen aquellos que te aportan energía, buenos momentos y emociones que te enciendan! De otra forma estarás mal gastando esa energía que es vital para cambiar tu actitud!

Espero les guste y, lo más importante, es que les sirva. Si tienes otro tip que pudieras compartir, invitadísimo a hacerlo! Si lo intentaste, cuéntanos como te fue! Deja tus comentarios y comparte; a otra persona le podría servir!

Siembras un pensamiento y cosechas una acción; cosechas una acción y siembras un hábito; siembras un hábito y cosechas un carácter; siembras un carácter y cosechas un destino

Aristóteles.

El sabio aprende de los demás!


“El hombre inteligente aprende de sus errores,

el hombre sabio aprende de los errores de los demás”

Arturo Adasme Vasquez

Esta frase que me gusta mucho, me ha acompañado en la vida de manera silenciosa. Creo que he cultivado, de buena manera, la capacidad de ser inteligente y aprender de mis errores. Aunque no con frecuencia, también siento que he sido sabio en algunas ocasiones y he aprendido de los errores de los demás. A veces pienso que el ser resolutivo, un poco acelerado y apasionado me juega en contra a la hora de reflexionar antes de una acción. Es por eso que en ésta entrada, vengo con un regalo a todos los que quisieran ser sabios y aprender de los errores de los demás. Te quiero acompañar en eso y poner mi historia al servicio de tu sabiduría! 

Antes que todo quisiera parafrasear la cita anterior en algo así:

Quien le toca vivir quiebres en la vida

puede sacar provecho de ellos, quien no,

tiene los quiebres de los demás!

En julio del 2012 me encontraron un tumor en el pie izquierdo. Tenía 21 años y estaba por graduarme de la Escuela Naval. Estaba dentro del primer tercio de mi promoción, me iba bien y lo pasaba aun mejor. Claro que éste percance me remecía un poco las cosas. No sabía si egresaría y tuve que dejar de lado mis responsabilidades militares por dedicarme a qué hacer con este tema.

El tumor era de origen muscular, si bien nadie nunca supo cómo determinar la causa, lo que si me supieron explicar fue que una célula de los músculos de la planta del pie había mutado en un tumor que se llamaba Fibroma. No pasaron dos semanas y estaba en pabellón. Me sacaron el tumor, ya que, en base a la experiencia del doctor, tenía límites definidos y con eso había pocas posibilidades de que volviese a aparecer. Producto de esa operación lamentablemente me cortaron tendones del pie quedando con movilidad reducida.

Afortunadamente egrese! 526013_4396233977704_102577736_nme fui a mi Viaje de instrucción en el Buque Escuela Esmeralda. Fue un año espectacular. Claro que con un poco de dolor producto de la gran cicatriz y de la falta de tendones. Ocurre que al llegar de vuelta de mi viaje de 7 meses, me tocaba hacer un examen de rutina para ver cómo seguía todo. Había vuelto a aparecer. Esta vez envolvía un hueso (segundo metatarsiano). Claro que para mi era el dolor normal de la operación pasada. A la Izquierda la ceremonia de egreso de la Escuela Naval.

Entonces el Doctor decide no operar y comenzar con tratamientos para ver cómo se comportaría. Difícil era operar esta vez porque habían muchos tejidos involucrados. Obviamente me desembarcaron de los buques que tanto quería y me apasionaban para poder dedicarme con mayor facilidad a mi rehabilitación. Durante dos años probé distintos medicamentos que no frenaban el crecimiento del tumor. Hasta que llegó el día de cambiar a algo un poco más intenso… QUIMIOTERAPIA! Aunque fue vía oral, y no fue tan invasiva, el efecto psicológico fue muy intenso. No podía creer que dos veces al día me estaba comiendo una pastilla venenosa al cuerpo… y lo más irónico es que me quería sanar.

Antes de comenzar con la quimioterapia el doctor me había mencionado que no podría estar más de 6 meses con este tratamiento ya que los daños en los riñones podrían pasar a ser crónicos. Después de eso solo quedaba la posibilidad de amputar bajo la rodilla. Luego de 4 meses en un chequeo de rutina, me dí cuenta que el tumor había crecido más de un 20%. No podía creerlo. Quedaban solo 2 meses y no habían muestras de reducción de tamaño. La no deseada amputación ya se transformaba en una opción real.

Desde que me habían insinuado que la amputación era opción decidí elaborar un plan de toma de decisión para tal evento. En una hoja dibuje dos columnas: la primera se titulaba “Tradicional” y la segunda “Alternativa”. Hice un listado de todas las cosas que la medicina tradicional ofrecía: Segundas opiniones, evaluar nuevos exámenes, nuevos tratamientos, entre muchas otras cosas. Por otro lado lo que me ofrecía la medicina alternativa: Reiki, magnetoterapia, alimentación alcalina, terapia de vidas pasadas, entre otras muchas.

Ambas listas estaban tickiadas, el tumor había crecido un 20%, había fracturado el 2do metatarsiano, había cortado un tendón y la lucha contra el tumor llevaba 4 años:

Doctor quiero que agendemos hora para pabellón: Me quiero amputar el pie.

img_0796Creo que ha sido la decisión más grande de mi vida! Creo, también, que es un regalo! Y ni se imaginan cómo me ha ayudado a ver la vida con otros ojos y desde otro lado! Los días son distintos! A la derecha esta la imagen de la radiografía del dia despues de la operacion! 

Eso es lo que les quiero compartir! Mi actitud! Mi aprendizaje! para que ojala puedan lograr la sabiduría sin tener la necesidad de pasar por algo así!

Antes de la proxima entrada donde les compartiré de lleno algunas cosas que he cambiado en mi vida les dejo una TED de Monica Lopez! Espero te guste y Comenta que te parece mi historia!