Quien quiere hacer algo encuentra un medio; quien no quiere hacer nada, encuentra una excusa.

Proverbio Árabe

7 Claves para ser una persona RESILIENTE!

resiliente1

Fuente:
http://www.observatoriorh.com/formacion/7-claves-para-ser-una-persona-resiliente.html 20/02/2017 12:00

METÁFORAS de esquiar con un pie!

Un mes y medio después de mi amputación, la Fundación Andes Mágico, me invitó a esquiar una semana a Portillo. El desafío era aprender a esquiar en un pie. Aunque la herida de la cirujía ya había cerrado y ya me habían sacado los puntos, aún sentía dolor producto de la cicatrización. Con mucho entusiasmo asumí el desafío y sin saber a lo que iba, me deje sorprender por la vida!

Hoy me doy cuenta que esa semana sobre el esquí, fue una semana llena de aprendizajes desde las metáforas! La entrada de hoy cuenta precisamente eso…

En este desafío me acompañó Hernán Villarroel, quien también está amputado del pie izquierdo. Es una persona muy especial y es quien gestionó la invitación con Andes Mágico. Él es una persona muy entusiasta y enérgica. Admirada por mí por su manera de enfrentar los límites. Además, me lleva varios años de ventaja en esto de la amputación.

La otra persona que fue importante en esta aventura fue nuestro instructor. A pesar de tener sus dos pies completamente sanos, nos acompañó con un esquí! Se ganó nuestro respeto desde el primer día!

img_1460

Legendario equipo! A la izquierda Hernán Villarroel, a la derecha el Instructor y al centro yo. Nótece la sonrisa de la realización de haber llegado abajo!

1.- “POR MUY DIFÍCIL QUE PAREZCAN LAS COSAS, PONLE EL CUERPO”

Claramente no tenía idea a lo que iba. Si bien yo había esquiado hacía más de 10 años, nunca lo había hecho en un pie. Decidí aceptar el desafío no porque me creía capaz, sino porque había que intentarlo nada más. No podía quedarme en la emoción del miedo y menos en la de sentirme abrumado. Si todo salía mal entonces no podría esquiar. Con eso, no se acababa el mundo.

La misma sensación me daba cuando los tres nos proponíamos bajar por pistas negras, las mas difíciles. El “NO”, no era opción, así que no quedaba más que poner el cuerpo al desafío! Así es como bajamos ROCA JACK! La pista negra diamante, la más difícil de Portillo. Observa la pendiente en la foto a continuación:

¿Qué te cuesta y crees que poniéndole el cuerpo lo podrías superar?

img_1465

Bajando Roca Jack. La pista mas difícil. Tiene una inclinación de 40°. Creo que nos demoramos una hora y media en bajar. Pero lo logramos! Si quieres saber mas datos de Roca Jack has click aqui

2.- “…NO QUEDA OTRA QUE LEVANTARSE”

El cliché que conocía era “lo importante no es cuantas veces te caes, sino cuantas veces te levantas”. Aunque tiene mucho de cierto, para mí eso cambió, me caí muuuchas veces aprendiendo esta técnica. Les confieso que fueron tantas veces que era muy frustrante. El tema era que la pista tenía una dimensión y no porque me cayera esa dimensión se acortaba. Si quería que la pista se acabara de una vez, entonces… NO QUEDABA OTRA QUE LEVANTARSE.

El símil que hago con la vida es muy sencillo y es que, cuando me caigo, tengo todo el derecho a sentir dolor, sentir frustración, tener la sensación de que esto no se acaba nunca e incluso de tomarme el tiempo que quiera para levantarme. Y, también, tener en cuenta que hay gente que me está acompañando y se merecen mi resiliencia, que falta mucha vida por recorrer y que si me quedo sentado, la vida no termina ahí, todo lo contrario, no avanza.

¿Qué cosas en la vida te motivan a levantarte? ¿Qué cosas de la vida te estancan?

626031-pistas-miticas-roca-jack-portillo

Roca Jack con los preciosos días que nos tocaron!

3.- “PERMITIRME LA CAÍDA”

Fue tan intenso cargar todo el trabajo en una pierna, que era evidente que al final del día sentía una intensa fatiga en el pie que me quedaba. Hubo momentos que me caía producto de que el pie ya no respondía con la fuerza y precisión que al principio. Las caídas producto de esa fatiga, se me ocurre que eran muy divertidas de ver, pero les aseguro que no era divertido ser víctima. Avanzada la semana de esquí, fui dándome cuenta que si yo decidía caerme a propósito y conscientemente, entonces lograba ser una caída controlada, de menos riesgo y por ende menos dolor.

La metáfora que veo en esto es que, en la vida no me permitía el error. Claro que es una tremenda virtud el auto exigirse y también es importante conocerse y respetarse. Por lo mismo, permitirse caídas es algo muy humano y consciente. Desde ese día, me permití no ser perfecto (nunca lo fui pero me exigía serlo). Les comparto que mi vida ahora es mucho más liviana que antes. Me deshice de una mochila muy pesada con la que cargaba.

¿Cómo vives las caídas de la vida? ¿Cómo te afectan? ¿Qué mochila te pesa en la vida de la que te gustaría deshacerte?

img_1469

El jueves de esa semana hubo un campeonato, participe y obtuve el segundo lugar! En esta foto estoy con mi instructor subiendo el andarivel para el competir!

4.-La empatía conecta a las personas

La fundación había invitado a alumnos ciegos a esquiar. Con ellos compartí no sólo en la pista, sino que en las comidas. Siempre me llamó la atención que tenían una habilidad muy buena para cortar carne, llenar un vaso de agua y ser hábil con lo doméstico de la comida. Un día decidí acompañarlos y sentir cómo era comer sin visión. Me vendé los ojos y les prometo que haberme puesto en sus zapatos fue algo muy especial. Con ellos, compartí de otra manera y los temas de conversación fueron mucho más allá que de la superficialidad. Generamos un vínculo especial.

De la misma forma ocurrió cuando la gerente de marketing nos quiso acompañar en el desafío de esquiar en un pie. Ahora alguien estaba sintiendo por lo que yo estaba pasando. No solo se ganaba nuestro respeto, sino que con ella logramos generar el mismo vínculo que con nuestro instructor y mis compañeros ciegos!

img_1467

Legendario equipo con la mujer que empatizó y esquió en un pie con nosotros!

No quiero decir con esto que es la única manera empatizar. Pero cuando uno hace el intento de ponerse en los zapatos del otro, predispone a la cercanía y a la apertura. Si quieres cultivar tu vínculo con alguien, te aconsejo que le regales empatía!. Cuéntanos como te va con eso!

Éstos son algunos de los aprendizajes que tuve en esa tremenda experiencia. Los invito a que reflexionen ¿Qué experiencias en tu vida han sido una oportunidad de aprendizaje?, ¿Te das el tiempo de reflexionar al final del día de los posibles aprendizajes que le puedas sacar?

Espero que les guste y que les sirva para la vida! Acuérdate de compartir ya que a alguien le podría servir!

Nos vemos en otra entrada!