¿¡Cómo logré una ACTITUD ENÉRGICA!?

Les contaré cómo es que mi actitud frente a éste hecho de mi vida fue fundamental. Les confieso que no siempre estuvo en su máximo esplendor, pero aún así me preocupe de mantener una cierta consciencia de ella. Tener una actitud enérgica, para mí, no significa pasar por alto emociones como la pena, la rabia o la angustia. Todo lo contrario, significa vivirlas, sentirlas y dejarlas estar, entendiendo que son parte de un proceso natural. Ahora bien, teniendo el cuidado de que no se tornen recurrentes para no transformarlas en algo constante.

Nosotros vivimos en emociones constantemente e incluso podemos estar habitando varias mociones a la vez, combinandolas entre ellas. Se producen por estímulos que nos llegan del ambiente o incluso con nuestra mente. Ejemplo de ésto, podría ser un recuerdo lindo de la infancia que nos puede traer al cuerpo una sensación de nostalgia o alegría. Por lo tanto, el contexto en el que estamos y nuestra mente, tienen un rol fundamental a la hora de salir de las emociones en las que no queramos estar.

Puse ésta foto, ya que es uno de los momentos que más energía me da. Es el amanecer en alta mar! Creo que es un momento muy especial y bien metafórico! Ojala tengan la oportunidad de vivirlo alguna vez! Si ya lo han vivido, comenta qué sientes con un amanecer en alta mar!!

Cabe destacar que cuando hablo de emoción, me refiero a una sensación temporal y transitoria que vienen y se van. Existen autores que plantean que las emociones no son ni buenas ni malas. Sólo abren y cierran posibilidades a la acción que queremos realizar. Cuando habitamos una emoción por mucho tiempo o de manera recurrente eso se transforma en un estado de animo. Algo parecido decía Aristóteles en esta Cita. Entonces aquí viene el primer Tip para cultivar una actitud enérgica!

1. Sostener un Estado de Ánimo Enérgico!

Te quiero invitar a que hagas el ejercicio que construí para desarrollar este primer punto. Consiste en responder algunas preguntas. Si quieres hacer el ejercicio no leas mis respuestas que están más abajo para que no contamines tus ideas con las mías. Aquí vamos!:

  1. ¿Cuáles son las emociones enérgicas en las que quiero habitar?
  2. ¿Que acciones, estímulos y/o pensamientos me llevan a esas emociones?
  3. ¿Como podría calendarizar o incluir dentro de mi rutina esas acciones, estímulos y/o pensamientos?

Ten en cuenta que no hay respuestas malas. Claro que éstas, deben ser un ejercicio desde la consciencia y está demás decir que no hay dosis para calendarizar. Mientras más tiempo hagas llegar emociones enérgicas a tu día, menos tiempo te tomará cambiar tu estado de ánimo.

Ahora viene a lo que llegué de este ejercicio:

Alegría y Diversión:

De todas maneras, estas son dos de las emociones que más activan el cuerpo. Me propuse calendarizar al menos una junta a la semana con familiares y amigos que me llenaran de energía. Tener con ellos conversaciones divertidas y simpáticas. También me propuse ver series y películas de humor. Organicé panoramas entretenidos con amigos. Encuentros con temas (Noche mexicana, Noche Japonesa, Comida Chilena, Italiana, entre otros). Como mi movilidad era limitada por el dolor, no pude practicar deportes colectivos. Si tú puedes, consideralo!!

Serenidad:12798931_10153508488678214_8183550751398749026_n

Aún cuando para mi ésta emoción no me enciende tanto, si lograba alejarme de las emociones que me apagaban. El contacto con la naturaleza me regala mucha paz. Me propuse hacer panoramas al aire libre, entre ellos, idas a la playa, salir a caminar acompañado de buenas conversaciones, ir a ver puestas de sol a lugares especiales y organizar picnics en algún parque. Lo que más me dio serenidad, fue haber hecho trabajo funcional, en un parque, con un kinesiólogo que hacía las veces de preparador físico. De esa manera también me preparaba para la potencial amputación. El orden me dio mucha serenidad también.

Orgullo:

Me sirvió para sentirme contento con lo que estaba haciendo! Te mereces el orgullo más grande de cada logro personal, por pequeño que sea! Me di cuenta de esto después que una fundación me invitó a aprender a esquiar en un pie! Me sentí tan orgulloso de ese logro, que dicho sea de paso, no fue nada fácil; que abrí mi cuenta de Instagram con la foto que muestro mas abajo. Producto de esta imagen, recibí tanta motivación de parte de la gente, lo que me llenó de energía. Se abrieron nuevas posibilidades y disfrute el haberme sentido orgulloso de lograrlo. En otra entrada hablaré de lo que significó para mi esquiar con un pie!ski

Asombro:

Me propuse volver a la sencillez. Si me volvía a asombrar con las cosas pequeñas entonces eso me llenaría de energía. Por lo mismo, adopté una actitud de asombrarme con las cosas que para mi ya no eran novedad. Sí un día amanecía despejado ¡Excelente! había una oportunidad de salir! si amanecía lloviendo !Excelente también! Se abría la posibilidad de hacer cosas dentro de la casa!(cocinar, película, leer, conversar… entre mil otras posibilidades). De esa manera no habían expectativas y por ende no habrían frustraciones, por mínimas que fuesen.

 

2. Mente enfocada en un objetivo

Proponerse un objetivo que te exija levantarte en las mañanas y que te exija acostarte por la noche

Mi objetivo fue estudiar. Aproveche de utilizar el tiempo para estudiar Liderazgo en la Universidad. Siempre me ha gustado el trabajo en equipo y el trabajo con las personas. Me motivó y fue una de las buenas decisiones que tomé en el proceso. En él, no sólo encontré un grupo de compañeros muy diverso y espectacular, sino que la compañía de mi Coach.

Te invito a que tengas un motivo! Puede ser tu trabajo, tu familia, un proyecto, el estudio o lo que tu elijas! eso te motivará a destapar la cama por las mañana con una sonrisa y si no, por lo menos con energía!

3. DEJARME ACOMPAÑAR

Ahora que la tormenta pasó, me doy cuenta lo fundamental que fue permitir la compañía. Estos quiebres en la vida son inyecciones de crecimiento personal. Depende de uno si quiere que ese árbol que crece a mil, crezca derecho o torcido. No quiero decir que solo el árbol no podría crecer derecho; pero se corre el riesgo de no ver ciertas cosas y en eso no aprovechar el potencial  que hay.

Las personas que me ayudaron en este camino fue mi Psicóloga quien me ha acompañado desde el primer día. El espacio con ella me regala mucha serenidad, la misma emoción que hablaba antes.

La otra persona que me acompaño fue mi Coach. Ella me desafió por montones! Logró sacar la mejor versión de mi! Con ella, aprendí que los limites me los pongo yo y que si yo quisiera, prácticamente no existen. Mira lo que dice Felipe Cubillos de los Límites.

Mi familia y amigos me acompañaron también, me dieron contención cuando lo necesité. La verdad es que hasta el día de hoy me pregunto si realmente los dejé acompañarme. A veces pienso que abuse de su incondicional apoyo.  Era lógico que yo debía estar pendiente de mi y no del resto.

Ve quién puede ser esa persona que te acompañe a sobrepasar la ola del día a día… puede ser un amigo, un hermano, un psicólogo, un guía espiritual para los más divinos, entre muchos otros, de seguro hay alguien y no teman en pedírselo!

Un solo consejo en este punto, solo permite que te acompañen aquellos que te aportan energía, buenos momentos y emociones que te enciendan! De otra forma estarás mal gastando esa energía que es vital para cambiar tu actitud!

Espero les guste y, lo más importante, es que les sirva. Si tienes otro tip que pudieras compartir, invitadísimo a hacerlo! Si lo intentaste, cuéntanos como te fue! Deja tus comentarios y comparte; a otra persona le podría servir!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s