El sabio aprende de los demás!


“El hombre inteligente aprende de sus errores,

el hombre sabio aprende de los errores de los demás”

Arturo Adasme Vasquez

Esta frase que me gusta mucho, me ha acompañado en la vida de manera silenciosa. Creo que he cultivado, de buena manera, la capacidad de ser inteligente y aprender de mis errores. Aunque no con frecuencia, también siento que he sido sabio en algunas ocasiones y he aprendido de los errores de los demás. A veces pienso que el ser resolutivo, un poco acelerado y apasionado me juega en contra a la hora de reflexionar antes de una acción. Es por eso que en ésta entrada, vengo con un regalo a todos los que quisieran ser sabios y aprender de los errores de los demás. Te quiero acompañar en eso y poner mi historia al servicio de tu sabiduría! 

Antes que todo quisiera parafrasear la cita anterior en algo así:

Quien le toca vivir quiebres en la vida

puede sacar provecho de ellos, quien no,

tiene los quiebres de los demás!

En julio del 2012 me encontraron un tumor en el pie izquierdo. Tenía 21 años y estaba por graduarme de la Escuela Naval. Estaba dentro del primer tercio de mi promoción, me iba bien y lo pasaba aun mejor. Claro que éste percance me remecía un poco las cosas. No sabía si egresaría y tuve que dejar de lado mis responsabilidades militares por dedicarme a qué hacer con este tema.

El tumor era de origen muscular, si bien nadie nunca supo cómo determinar la causa, lo que si me supieron explicar fue que una célula de los músculos de la planta del pie había mutado en un tumor que se llamaba Fibroma. No pasaron dos semanas y estaba en pabellón. Me sacaron el tumor, ya que, en base a la experiencia del doctor, tenía límites definidos y con eso había pocas posibilidades de que volviese a aparecer. Producto de esa operación lamentablemente me cortaron tendones del pie quedando con movilidad reducida.

Afortunadamente egrese! 526013_4396233977704_102577736_nme fui a mi Viaje de instrucción en el Buque Escuela Esmeralda. Fue un año espectacular. Claro que con un poco de dolor producto de la gran cicatriz y de la falta de tendones. Ocurre que al llegar de vuelta de mi viaje de 7 meses, me tocaba hacer un examen de rutina para ver cómo seguía todo. Había vuelto a aparecer. Esta vez envolvía un hueso (segundo metatarsiano). Claro que para mi era el dolor normal de la operación pasada. A la Izquierda la ceremonia de egreso de la Escuela Naval.

Entonces el Doctor decide no operar y comenzar con tratamientos para ver cómo se comportaría. Difícil era operar esta vez porque habían muchos tejidos involucrados. Obviamente me desembarcaron de los buques que tanto quería y me apasionaban para poder dedicarme con mayor facilidad a mi rehabilitación. Durante dos años probé distintos medicamentos que no frenaban el crecimiento del tumor. Hasta que llegó el día de cambiar a algo un poco más intenso… QUIMIOTERAPIA! Aunque fue vía oral, y no fue tan invasiva, el efecto psicológico fue muy intenso. No podía creer que dos veces al día me estaba comiendo una pastilla venenosa al cuerpo… y lo más irónico es que me quería sanar.

Antes de comenzar con la quimioterapia el doctor me había mencionado que no podría estar más de 6 meses con este tratamiento ya que los daños en los riñones podrían pasar a ser crónicos. Después de eso solo quedaba la posibilidad de amputar bajo la rodilla. Luego de 4 meses en un chequeo de rutina, me dí cuenta que el tumor había crecido más de un 20%. No podía creerlo. Quedaban solo 2 meses y no habían muestras de reducción de tamaño. La no deseada amputación ya se transformaba en una opción real.

Desde que me habían insinuado que la amputación era opción decidí elaborar un plan de toma de decisión para tal evento. En una hoja dibuje dos columnas: la primera se titulaba “Tradicional” y la segunda “Alternativa”. Hice un listado de todas las cosas que la medicina tradicional ofrecía: Segundas opiniones, evaluar nuevos exámenes, nuevos tratamientos, entre muchas otras cosas. Por otro lado lo que me ofrecía la medicina alternativa: Reiki, magnetoterapia, alimentación alcalina, terapia de vidas pasadas, entre otras muchas.

Ambas listas estaban tickiadas, el tumor había crecido un 20%, había fracturado el 2do metatarsiano, había cortado un tendón y la lucha contra el tumor llevaba 4 años:

Doctor quiero que agendemos hora para pabellón: Me quiero amputar el pie.

img_0796Creo que ha sido la decisión más grande de mi vida! Creo, también, que es un regalo! Y ni se imaginan cómo me ha ayudado a ver la vida con otros ojos y desde otro lado! Los días son distintos! A la derecha esta la imagen de la radiografía del dia despues de la operacion! 

Eso es lo que les quiero compartir! Mi actitud! Mi aprendizaje! para que ojala puedan lograr la sabiduría sin tener la necesidad de pasar por algo así!

Antes de la proxima entrada donde les compartiré de lleno algunas cosas que he cambiado en mi vida les dejo una TED de Monica Lopez! Espero te guste y Comenta que te parece mi historia!

3 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s